Bienvenidos a este espacio libre de opinión. Gracias por visitar este sencillo blog. Son responsables de las opiniones, comentarios y artículos publicados en este blog los firmantes de los mismos.

viernes, 20 de abril de 2018

11ª de abono: Jandilla decepciona a la Maestranza

La de hoy, con un "No hay billetes" desde la primera hora de la tarde, se esperaba con mucha esperanza por los aficionados, en un cartel rematado en el abono y con la presencia de tres toreros triunfadores en Sevilla. Pero la corrida de Jandilla-Vegahermosa, fina entipada, presnetada de forma pareja para Sevilla, no tuvo clase, fue sosa y solamente el segundo toro tuvo algo de bravo, pero sólo en el último tercio. Lo de la suerte de varas mejor dejarlo para otro día. 
Antonio Ferrera no tuvo suerte en toda la tarde con su lote. El primero sin fuerzas y desrazado no le dejó interpretar nada. 
Con el cuarto, lo mejor vino con el capote, con un toro parado y sin condición que impedía ver lo mejor de Ferrera. Se le fue la Feria al extremeño que tampoco tuvo mucha suerte con la de Jandilla
Julián López “El Juli” lidió un primer toro que apenas fue picado. Simulacro total de la suerte de varas en el día de hoy. Un quite por chicuelinas en respuesta a otro de Roca Rey tuvo mucha importancia y competitividadSe inventó una faena a una animal que fue noble pero que trasmitio lo justo para que el madrileño le sacase una faena intensa pero sin alma. La gente se le entregó pronto pero un bajonazo infame y un Presidente con criterio le negó la oreja que el público pidió. Vuelta al ruedo su justo premio. 
Con el quinto, otro desrazado animal que no provocó ningún entusiasmo al torero que lo intentó todo pero sin provocar algún estímulo positivo. Silenciada su labor. 
Andres Roca Rey se fue a recibir al tercero a toriles. Puso emoción en el saludo capotero para luego simular una suerte de varas. No se picó al toro. Comienzo de faena impactante con un toreo de rodillas explosivo que mantuvo interés con un pase cambiado por la espalda con mucho valor y exposición. Faena que se diluyó al carecer del animal de la raza suficiente y quizás por no darle el torero los terrenos adecuados al toro. 
Con el manso sexto, Roca Rey estuvo voluntarioso y tirando de oficio y técnica ante un animal que pregonó rápido las querencias y su descastamiento.
 

jueves, 19 de abril de 2018

10ª de abono: Media plaza de aficionados...y una oreja

Ayer llegaba uno a la plaza con la sensación de tener en el cuerpo toda una vida viendo toros, y solamente han transcurrido una semana de festejos, lo que induce a pensar que el cansancio y el aumento de temperatura se hacia presente en el ambiente. Es normal, y con dos tardes precedidas de éxito y triunfalismo por esos ecos del indulto de "Orgullito". Es normal. Lo que no es normal, o tal vez hay que acostumbrándose, es ver un Miercoles de Feria la plaza a la mitad de su aforo, con tres toreros para "aficionados". Y es que la conclusión es que el público se quedó en la feria, y los aficionados en los toros. 
Tal vez el gran público no merecía ver una corrida, algo desajustada en la presentación de El Pilar, que fueron nobles, como el segundo, tercero o quinto, que se marcharon con las "orejas puestas", con la tónica general de la carencia de fuerzas. Fueron devueltos dos por la misma ganadería.
Juan Bautista, pecó en el primero de una excesiva frialdad o inapetente. Faena callada sin molestar, donde al final el público se desesperó. Un toro noblón pero tamlco dio opciones al francés. Con la espada terminó de enfadar a la media plaza de aficionados.
Con el sobrero de la misma ganadería, se encontró el frances con un saludo capotero aceptable, con una larga soltando el capote que tuvo algo de sentido. Después se apresuró en ponerse pesado con una res que tuvo una soseria importante y donde Juan Bautista no encontró el camino del éxito. Ni toro ni torero.
López Simón lanceó de salida a un toro que nunca comprendió. Si en el caballo tuvo un trámite muy suave no es menos cierto que en la muleta el noble toro transmitió al gran público más de los que nos ofreció el madrileño. Faena entonada en sus inicios pero inacabada en los finales. Se le fue un toro bajo el asombro de algunos aficionados. Un pinchazo y descabello fue silenciada su labor.
Con el quinto, otro toro incomprendido en su lidia, el de Barajas pudo estar mejor. Muchos pases, con ese toreo plano, estático y con apreturas ssin alma, en una faena que le faltó transmitir y convencer con un toro noble pero muy soso.
El extremeño José Garrido desde que se abrió de capote demostró que venía con ganas y muy sincero en su tauromaquia. Las verónicas tuvieron sabor, al igual que las chicuelinas de manos baja. Lo cuidó al toro en la suerte de varas, consciente de la nobleza y trasmisión del toro. Muy bien Antonio Chacón en banderillas. A mi modo de ver configuró una faena esteticamente irreprochable para conformarse con una oreja, pero a lo mejor debió apostar por el toro y cortarle las dos. Pues ni una cosa ni otra. Faena de más a menos, con un cambio de mano vibrante. Se le pidió una oreja que sin la mayoria suficiente la Presidencia con criterio no la concede. Una vuelta al ruedo.
Con el sexto de la tarde, un toro flojo pero que le valió para cortar una oreja, con una faena voluntariosa, llena de efectos clasicos, o sea, molinetes de rodillas, encimista para sacarle muletazos sueltos, que tras una estocada entera en un sitio aceptable le pidieron con fuerza una oreja que la Presidencia esta vez sí concedió.

Foto: Twitter Maestranza-Pagés

 

miércoles, 18 de abril de 2018

9ª de abono en Sevilla: Manzanares triunfa con una gran toro de Núñez del Cuvillo

Otra tarde de lleno en los tendidos, y van dos seguidas. Una buena noticia para la salud de la fiesta. Y es que el cartel de hoy reclamaba eso, pero tambien el de mañana y pasado, lo que espero que el gran público siga en esta senda alzista de la feria taurina y no decaíga esas ganas de ver y disfrutar de los toros. Y es que en la corrida de hoy se ha disfrutado con una corrida, otra vez, muy desigual de Núñez del Cuvillo, con una corrida que tuvo interés, nobleza y trasmisión. Lavados de cara algunos toros, pero con la armonia suficiente para Sevilla. Hubo dos toros, corridos en segundo y tercer lugar, que tuvieron mucha importancia. La pena es que fueron aplaudidos en el arrastre, pero uno se quedo sin uan mereecida vuelta al ruedo - la pidieron muy pocos - y otro en al que Talavante no le cortó las dos orejas por un público aun "soñando" con Manzanares. Son cosas que pasan en los toros, pasamos de la petición de indulto al decaimiento general. Eso no procede. Mi sincero homenaje a esos dos toros, y a esas dos faenas. Una más clásica, la de Manzanares, otra más pura, la de Talavante.
Sebastián Castella tuvo un primer oponente que se dolió en los primeros tercios y desarrolló genio. Tuvo movilidad pero perdía las manos en cuanto se le obligaba. Buen tercio de banderillas a cargo de José Chacón. En la muleta muchos muletazos por ambos pitones pero sin la concreción y apreturas adecuadas. 
Con el cuarto que se apagó pronto el francés anduvo fácil y con valor en una faena entonada pero sin fondo por culpa del toro. Anduvo firme con la mano derecha donde fue aplaudido por ese toreo clásico y estático. 
José María Manzanares se relajó con el segundo, un toro noble que tuvo nobleza y boyantia. Discreto en el caballo y por eso la Presidencia no le dio la vuelta al ruedo. Faena estructurada y sentida por ambos pitones donde los pases de pecho fueron largos y con mucho empaque. Sevilla y Manzanares se reencontraron gracias a un toro repetidor. Las series de mano baja y sentidas tuvieron su importancia y esta vez Manzanares se puso en el sitio. En ese terreno el de Alicante lo borda. Tras una estocada algo desprendida se le concedieron merecidamente las dos orejas. Hoy nadie se acordó de pedir la vuelta al ruedo al toro. Se la hubiera merecido. 
Recibió de rodillas al colorado que hizo quinto, y no pudo estirarse con el capote por la flojedad de sus manos al intentar bajarle los engaños. Simulacro en la suerte de varas donde apenas se picó. Le ayudó mucho a cortar esa oreja que la hacía falta para abrir la Puerta del Príncipe. Faena menos entonada donde desistió de seguir toreando cuando mejor estaba el torero. Tras media estocada y un descabello fue ovacionado. 
Alejandro Talavante se estrelló con un animal que ni peleó en varas, donde apenas se picó, ni quiso entregarse en los primeros tercios. Lavado de cara, algo suelto de los engaños, las primeras series fueron equilibradas pero, tras dos probaturas, la sinfonía de Talavante vino al natural donde varias series cortas rematadas con pases de pecho mirando al tendido y trincherillas muy lentas pusieron mucho sentimiento en la plaza. Luego vinieron las series relajadas con mando poor la derecha. Otro toro repetidor y noble que sin muchas fuerzas fue entendido muy bien por el extremeño. Se tiro a matar y salió cogido sin consecuencias con una estocada casi entera. Era faena de dos pero la gente pidió una. Cosas que pasan. 
Con el último un toro que se dolió en todos los tercios, mansote y con genio el extremeño pasó de puntillas ante la escasa acometida del animal. La plaza ya pensaba en otra tarde, y lo que es más, en otra noche en el Real de la Feria.

Foto: Twitter-Maestranza-Páges
 

martes, 17 de abril de 2018

8ª de abono: Gran triunfo de "El Juli" con un indulto sin argumentos

Lunes de Feria, superior ambiente, niños con sus abuelos en las gradas, y todo estaba dispuesto para ver una gran corrida de toros. Y se vio. Y es que la corrida de Garcigrande-Domingo Hernández, muy desigual de presentación, con algún toro impresentable, lavado de cara, como el segundo de la tarde, - que fue noble y repetidor y el único que recibio un buen puyazo - que en líneas generales se movieron, y tuvieron la nobleza que tanto gusta ahora. Se indultó a petición mayoritaria de la plaza el quinto toro, de nombre "Orgullito" que tuvo mucha clase, pero en el último tercio de la lidia, gracias a un grandisimo matador de toros, como es el "El Juli" que lo supo ver y entender. Y eso es mérito del torero. Paso desapercibido en el caballo y eso, con el precedente de "Cobradiezmos", es un error de bulto que no debió pasar desapercibido por el gran público de la Maestranza y por el mismo Presidente que concedió el indulto años atras a ese toro. Por eso mismo se concedió un indulto con pocos argumentos, al menos en el caballo. Si queremos futuro no debemos olvidar nuestro pasado.
Enrique Ponce tuvo un primer oponente que tuvo calidad pero pocas fuerzas. Lo lanceó con el capote con esa suavidad que le caracteriza para cuidarlo en el caballo. Llego con calidad al último tercio con series ligadas con la mano derecha, algo automáticas, y aceleradas con la que Ponce nunca tuvo a gusto. Al natural lo intentó pero sin continuidad. Ni toro ni torero. Con la espada muy mal.
Ponce se inventó una faena al cuarto, con muchos desajustes que no pasaron desapercibidos por el publico. Faena técnica, sin apreturas ante un animal, de presencia justa, que se fue a tablas y Ponce buscando el tendido de sol para arañar la oreja. Faena larga e inteligente para los intereses del torero, que tras una estocada caída le fue concedida una oreja.
Julián López "El Juli" desde que se abrió de capote estuvo en torero y concentrado para saludar de forma templada con el capote. El toro presentaba credenciales de nobleza y transmisión. Bien picado por Barroso en un tercio eficaz y medido. Faena compacta y medida con un toro noble, con codicia y recorrido. Faena a derechas, con series ligadas y firmes. Más ajustado estuvo toreando al natural con mando y temple. El toro repetía y cuanto más daba la muleta por bajo el toro acometía con prontitud y codicia. Buen toro este “Chumbo” de la que se olvidaron darle una vuelta al ruedo. Tras una gran estocada las dos orejas fueron concedidas sin discusión.
El delirio de la plaza vino con “Orgullito” cuarto toro indultado en la Maestranza donde Julián lo supo desde que salió de chiqueros. Se cuido mucho en el caballo a un toro noble, repetidor y con una raza enorme, pues después de no se cuantas series todas ellas muy entregadas, el toro seguía embistiendo. Y en manos de "El Juli" más, que demostró ser un pedazo de torero, por capacidad y técnica.  Pero echando el balón al campo estimó que era un toro de más de vuelta al ruedo que de indulto si queremos que la suerte de varas sea ejemplar para el futuro de la Tauromaquia. En todo caso, toro, torero, Autoridad y público se pusieron de acuerdo.  El madrileño buscaba el triunfo, se dio cuenta de las bondades de un toro y lo exprimió con inteligencia. En la Tauromaquia actual parece ser que los indultos toman el pulso al público y antes de provocar una alteración de orden público lo aconsejable es darlo. Yo hoy no lo hubiera dado. A pesar de ello, mis respetos para todos y mi enhorabuena al Sr. Ganadero. Lo importante es que El Juli estuvo muy bien y con eso me quedo.
Feo de hechuras fue el tercero, donde Alejandro Talavante poco pudo hacer ante la escasa raza del animal. Anduvo pegando pases coherentes pero inconexos entre sí, pero sin llegar a definir en triunfo. 
Con el último de la tarde, repitió guión ante un toro que no le dejó interpretar nada. La tarde se hacía cuesta arriba y tampoco el torero estaba por la labor. Además con la espada se puso pesado. No fue su tarde. 
 

domingo, 15 de abril de 2018

6ª de abono en Sevilla: Una de Victorino a medio gas

Casi lleno en los tendidos, y van dos seguidas, y eso es la mejor noticia. El público valora esta corrida - la de Victorino Martín - como la más torista, y se viene a la plaza con otras formas y maneras. Se aplaude al toro al salir de chiqueros, a los picadores, a los toreros por su esfuerzo, es decir, la gente cambia el chip en la Maestranza, aunque sea una vez al año.
Este año la de Victorino Martín, de presentación y juego desigual, no ha dado el juego esperado, y nunca ha terminado de romper y de entregarse en la muleta. 2º y 3º los más peligrosos, y los demas nobles aunque parados y sosos. 
Antonio Ferrera lanceó con subes capotazos al primero de su lote que se quedaba corto por ambos pitones, defecto que mantuvo en toda su lidia. Un toro soso que nunca rompió y donde apenas le ayudó al torero. Porfió mucho para no llegar a ninguna conclusión. Con la espada regular. 
Con el cuarto, un toro de bella estampa, Ferrera lo saludo de forma alegre con el capote. En el caballo se dejó pelear y tuvo una virtud siempre, la fijeza y la nobleza. En el último tercio el toro se fue apagando, acusó las pocas fuerzas, y la faena nunca cogió el vuelo. 
Manuel Escribano se fue a porta gayola a recibir a su primero que le esperó para darle unos lances de mucho mérito. En el caballo peleo lo justo. En banderillas suerte discreta por parte del torero. En la muleta faena de oficio y entrega pero sin que el toro tuviera raza porque apenas humillaba en los engaños. 
Se fue a recibirlo a chiqueros otra vez, con susto incluido e importancia tuvieron los lances de recibo y la media que incluso motivó que sonase la música. Se cuidó en el caballo y en el tercio de banderillas se vibró mucho con un par en los adentros de mucho mérito y valor. En la muleta se templó mucho con un toro de calidad que se terminó muy pronto. Faena asentada y firme que tras una buena estocada fue solicitada la oreja. No había petición. Una vuelta por su voluntad en toda la tarde. Daniel Luque con su primero anduvo valiente, tirando de técnica ante otro toro que se quedó parado y sin ganas de humillar. Se puso imposible en banderillas y dio un susto a Juan Contreras. Luego en la muleta Luque se puso en su sitio, con los toques justos en la muleta y dio alguna serie estimada con la derecha. Al natural imposible, pues el animal le buscaba inmediatamente. Tras un pinchazo y estocada fue silenciada su labor. 
Con el que cerraba plaza, Luque estuvo siempre decidido tanto con el capote como con la muleta. Se picó muy bien por Quinta y buenos fueron los pares de Raul Caricol y Alfredo Cervantes. Faena entregada, con más ajustes por la derecha en donde el de Gerena estuvo tenplado. Construyó una faena efectista y acorde con un animal que nunca se entregó. 

Foto: Twitter Maestranza-Pagés
 

sábado, 14 de abril de 2018

5ª de abono en Sevilla: ¡Ya huele a Feria!

¡Ya vienen las figuras, ya se llena la plaza!; y como no puede ser de otra manera, las ganaderías cambian la tendencia, y la invalidez y el descastamiento provoca el aburrimiento en el público. ¡Y luego la culpa es del aficionado!.
La corrida de Olga Jiménez-García Jiménez-Peña de Francia, fue desigual de presentación, algunos como el primero o el sexto, justisimos de presentación, fue descastada, floja y mansa, que solamente por la inercia de un torero, y su técnica, dejó al tercero y quinto como mejores de la tarde. Miguel Ángel Perera estuvo con precauciones en la lidia ante un animal que desparramaba la lista en el que el extremeño nunca confió en solventar los problemas. El viento, la flojedad de manos y la inseguridad dominaron la lidia. Tras dos pinchazos fue silenciada su labor. 
Con el cuarto, un toro justo de presencia, pecó de la Tauromaquia moderna 2.0, y la vulgaridad y los desajustes, algunos hasta aplaudidos, terminaron por desesperar a una paciente afición. Lo más destacable la brega de Ambel y dos pares de Curro Javier, que tuvo que saludar tras sufrir en el tercer par una voltereta sin consecuencias. 
Talavante sorteó otro toro sin clase pero noble que le dejó realizar una faena técnica pero carente de emoción. Dos naturales destacaron entre las continuadas series que interpretó el extremeño. Con la espada mal. 
Cortó una oreja del quinto de la tarde por una faena a medio gas y poniendo lo justo con una animal desrazado y con poca clase. Muy noble pero nada más. Faena inteligente más compacta que bella que tras una estocada fue premiada con una generosa oreja. Y es que el "público" ha llegado a Sevilla. ¿O nunca se ha ido? 
Roca Rey pecho con un sobrero del mismo hierro que tuvo empuje pero que tras someterlo en la muleta se rajó. El peruano demostró firmeza por ambos pitones ante un animal que desarrolló genio y algo de mansedumbre. Tras un desarme inoportuno la faena decayó y la mala espada le privó de premio seguro. 
Se armó el belén con el que salió sexto. Un toro que nunca debió salir por chiqueros. Estimó que el Presidente lo cambió por no provocar una alteración de orden público porque estaba flojo pero no invalido. Lo que paso es que era un toro pequeño y lavado de cara y eso a la gente ya le cansa. El sobrero de Torrestrella, muy cortito tambien de hechuras pero armónico, tuvo genio y Roca Rey le planteó cara con oficio y técnica en una faena de altibajos. Muchos pases sin definir para eternizarse en la suerte de matar. Tarde para el olvido.
 

viernes, 13 de abril de 2018

4º de abono en Sevilla: Oreja para Bolivar en tarde lluviosa

Tarde lluviosa, desapacible, y con un tornado a una hora del festejo que hizo que la escasa media plaza, ocupase las gradas altas de sol y sombra en una tarde desapacible para ver la cuarta de abono, que tenían muchos interés por ver el debut de la gandería de La Palmosilla. Buena presnetación de los toros, de fuerzas justitas, algunos ejemplares inválidos, pero raza y nobleza para entretener a la afición. No me disgustó la corrida enviada por los ganaderos. Las habrá peores no lo duden. 
Luis Bolivar poco aportó en el primero más que voluntad y oficio para pasaportar a un flojo toro que pedía la muerte a voces. Y encima la apertura de paraguas por la lluvia terminó por romper la continuidad de la lidia. 
Con el cuarto, un toro noble que tuvo mucha clase y donde Bolivar toreó con clase y dulzura con tandas cortas y ajustadas. Se expresó mejor con la derecha en una faena templada que quizás le faltase rotundidad, ante un animal que pedía y exigía firmeza y mucha suavidad. Se conformaba con una el torero, pero el toro era de dos. Una estocada entera, algo caída, y una petición algo justa tuvo su recompensa con el corte de una benevolente oreja.
Joselito Adame se abrió elegantemente con el capote para recibir a su primer enemigo de bonitas hechuras que fue noble pero que transmitió poco en el último tercio. Su flojedad de manos tampoco ayudaba para profundizar en el toreo del mejicano. Faena larga y templada que tuvo momentos de acople y ajuste pero sin llegar a calentar el ambiente. Ese toro merecía otra lidia. 
Con el quinto la lluvia le molestó, y el mejicano dio mucho pases sin llegar a la conexión total. Faena que fue interrumpida por  muchos enganchones, y sin que las ideas de Adame para la lidia  tuvieran más imprtancia con una animal que hubiera necesitado otra lidia. Ni fu ni fa.
Rafael Serna tuvo un primer oponente que salió con genio y que se fue apagando durante la lidia. Su invalidez era notoria y lo acusó en la muleta. Faena de enfermero con pasajes por ambos pitones y con la voluntad propia de un torero que quiere resolver su temporada. Lo mejor la estocada. Saludo desde el tercio ante una digna actuación.
Con el exigente sexto, lo intento todo, con un toro que desarrollo genio y donde el torero nunca estuvo a gusto. El toro se acostaba por ambos pitones, y la tarde con lluvia se hacía cuesta arriba. 

Foto: Twitter Maestranza-Pagés


 

jueves, 12 de abril de 2018

3ª de abono: Pablo Aguado presenta credenciales en Sevilla

Cartel netamente sevillano en la tercera de abono, con tres toreros conocidos de la afición, con distinto recorrido y sitio, y que tenían el mismo objetivo; demostrar que quieren ser figuras del toreo, y lo más dificil, coger un sitio en el toreo sevillano, que sea guión o estandarte de las siguientes generaciones. Y es que desde la retirada de Curro Romero - donde ayer le concedió un premio en la Universidad de Sevilla - todavia se anda buscando a un torero que sea la referencia en la ciudad. No es papeleta facil. Pusieron su empeño lso tres chavales, pero el lote y el oficio fue para Pablo Aguado, que no despredició la oportunidad y en su segunda actuación como matador de toros acreditó que quiere ser embajador del toreo sevillano. Toreo y el público lo sintió. Buena predisposición de Lama de Góngora, con nuevoa aires más reposados, y sin suerte para Javier Jiménez, con un lote más incomodo para el lucimiento.
El encierro de Torrestrella, correcto de presentación, dos toros quizás mas desiguales de presentación, tuvo poquitas fuerzas en líneas generales, les fato algo de raza, siendo los toros más potables, 2º, 3º y 6º.   
Javier Jiménez no tuvo suerte con las condiciones del primero. Sin fuerzas y sin alma poco lucimiento en todos los tercios. Precioso de lámina pero sin nada dentro. Mucha voluntad del torero. Silenciada su labor tras un pinchazo y estocada. 
Con el segundo de su lote, un toro descastado que se agarró al albero y el de Espartinas poco o nada pudo hacer. Faena tesonera sin intriga y sin un relato que apasionara al respetable. Con la espada no anduvo fino. 
Lama de Gongora tuvo en suerte un animal más bajo de presencia, que tuvo calidad en capote y en el caballo pero que se fue desinflando a medida que transcurría la lídia. Bien picado por José María Expósito en un tercio medido y bien ejecutado. Empezó Lama con naturalidad y elegancia y con pausas entre series, con dos series con la mano derecha que tuvieron su importancia y temple. El toro acusó esa templanza y el torero quizás no se acomodara a la distancia y al sitio correcto. Faena de más a menos. Dos pinchazos y estocada entera, un poco baja, para saludar en el tercio con un toro que fue aplaudido en el arrastre. 
Con el burraco quinto, Lama intentó acolarse con el capote pero el toro trasmitió muy poco. Como sus hermanos de camada, se paró pronto y el torero de el Arenal anduvo entre la voluntad y el deseo del que tiene que agotar un cartucho para volver a iniciar su carrera profesional. Faena larga que terminó aburriendo al personal. Quizás otros terrenos le hubieran convenido al toro. Lo mejor la estocada. 
Pablo Aguado no estuvo decidido con el capote para recibir a su primero, que protestó en el caballo en un tercio más justo que emocionante. Faena interesante de Aguado, con poso y madurez, que tuvo momentos esteticos muy bellos. Faena inteligente, dándole el sitio a un animal que fue perdiendo fuelle. Los naturales ajustados y largos marcaron la tarde y la faena. Lastima que la espada emborronase su actuación. Tras tres pinchazos recogió una ovación desde el tercio. 
Con el que cerraba plaza toreo a un noble toro que le dejó interpretar el mejor toreo de la tarde en una faena con empaque, temple y cabeza. El toro pedía los medios y Aguado le dio el terreno adecuado para sacarle partido a un animal que se midió lo justo en el caballo. Después llegaron dos series al natural, que tuvieron encaje y ligazón de trazo largo y donde el público de la Maestranza se volcó con la Tauromaquia de Aguado. Se conformaba con una oreja, pero quizás si hubiera intentado una serie más quizás el premio fuera mayor pues la condición del animal era propicia para la tauromaquia del diestro. Tras un pinchazo y estocada entera algo trasera se le concedió una oreja.

Foto: Twitter Maestranza-Pagés
 

miércoles, 11 de abril de 2018

Torrestrella, Pepe Moral y Miura recogen los premios del Hotel Meliá Colón

Informa Lorena Muñoz en Abc de Sevilla que el Gran Hotel Meliá Colón entregó este martes la octava edición de sus Premios Taurinos de la temporada 2017 en la Plaza de Toros de Sevilla. Los galardonados como autores de lo más destacado de la Feria de Abril fueron el torero Pepe Moral y la ganadería de Torrestrella además de una mención especial para la ganadería de Miura, que cumplió el año pasado 175 años perteneciendo a la misma familia. 
El jurado, presidido por Rosana González, directora del hotel, y el empresario de la plaza de toros de Sevilla, Ramón Valencia, en calidad de presidente honorario, con voz pero sin voto, estuvo compuesto en esta ocasión por ganaderos y periodistas, distinguió a Pepe Moral por su actuación en la corrida de Miura del pasado 7 de mayo, en la que cortó dos orejas —una en cada toro­­— y estuvo a punto de abrir la Puerta del Puerta, ya que la presidencia no atendió la petición del público para conceder el segundo trofeo en el quinto toro de la tarde. 
Por su parte, Torrestrella lidió una gran corrida de toros en la tarde del 26 de abril, en un cartel integrado por José Garrido, que cortó la única oreja de la tarde, Álvaro Lorenzo y Ginés Marín. El acto contó, un año más, con la intervención del poeta y compositor José León, que fue el encargado de hacer la presentación de los galardonados en esta octava edición.

Foto: AbcdeSevilla
 

martes, 10 de abril de 2018

La ganadería de Jandilla recibe el premio del Colegio de Veterinarios de Sevilla

Informa Sevillatoro que el pasado viernes 6 de abril de 2018 el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Sevilla entregó el X Premio al Mejor Toro de la Feria de Abril de 2017 a la Ganadería Jandilla por el toro “Ilusión”. El acto ha tenido lugar en el Pabellón de Portugal. Este galardón es el único en Sevilla otorgado por los Veterinarios de la Maestranza quienes han concedido el premio este año “por su armonía zootécnica y funcional, bravura, calidad y extraordinario comportamiento en todos los tercios.” “Ilusión”, toro de capa negra, nacido en septiembre de 2012, de 545 kg de peso y herrado con el número 89 fue lidiado en quinto lugar por la tarde el pasado 3 de mayo, miércoles de feria, por David Fandila “El Fandi”. “Ilusión” ha sido elegido por mayoría entre los miembros de un jurado formado por profesionales cualificados, incluyendo el Presidente del ICOV de Sevilla junto con los Veterinarios nombrados para la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. 
Abrió el acto, Ignacio Oroquieta Menéndez, Presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de Sevilla, ha comentado que “con este premio, instituido hace ya una década, queremos los profesionales de la veterinaria sevillana, reconocer y homenajear al toro bravo y su innegable implicación en la vida, economía, cultura y tradiciones de España en general y de nuestra tierra andaluza en particular.” Acto seguido, D. Santiago Sánchez-Apellániz, Secretario General del ICOV de Sevilla, realizó la lectura del acta. El premio ha sido entregado por D. Ignacio Oroquieta Menéndez y lo ha recogido el ganadero Borja Domecq Solís (padre) en representación de su nieto Rafael. Agradeció este reconocimiento y resaltó la labor conjunta del ganadero y veterinario que hace posible la crianza del toro. “Durante más de 30 años he visto como han cambiado los medios con los que ganaderos y veterinarios contamos para el manejo de la crianza del toro. Hablo de la nutrición, de la sanidad y de la cirugía. Sin la ayuda del Veterinario no se hubieran conseguido estos avances, y es por eso que este premio me llega profundamente”, concluyó. 
Tras las palabras del galardonado, D. Fidel Astudillo, Presidente del CACV, puso en manifiesto el reconocido prestigio de este premio, que otorga el ICOV de Sevilla, en el mundo veterinario. “Los veterinarios somos parte del espectáculo taurino e imprescindibles en su continuación, por lo que es importante respaldar el trabajo de los ganaderos ya que sin toro no hay continuidad”. 
Finalmente, D. Demetrio Pérez Carretero, Director Gral. de Interior Emergencias y Protección Civil, cerró el acto aludiendo “fuerte y alto al premio bien merecido destacando a las futuras generaciones. El toro es el eje fundamental de la fiesta, un elemento clave de reconocimiento de la tauromaquia. Es imprescindible cuidar el papel del toro y, por tanto, del ganadero y del veterinario, y destacar la necesidad de cumplir con el cuidado del animal de forma que sirva como reconocimiento y gratitud”. 
A la entrega del X Premio al Mejor Toro de la Feria de Abril de 2017 acudieron algunos invitados destacados como D. Demetrio Pérez Carretero, Director General de Interior; Dña. Esther Gil Marín, Delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía; D. Segundo Benítez Fernández, Delegado Territorial de Agricultura en Sevilla; D. Juan Hernández Gutiérrez, General Jefe de la SUIGESUR y Comandante Militar de Sevilla; D. Luis Manuel Halcón y Guardiola, Marqués de Villafranca del Pítamo; D. Fidel Astudillo Navarro, Presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios; D. Jerónimo Cejudo Galán, Decano del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Andalucía; D. Rafael López Vergara, Director Territorial de Sanidad del Ministerio Sanidad y Consumo, entre otros. 
Este premio que organiza cada año el Colegio de Veterinarios de Sevilla tiene el objetivo de “poner en valor y reconocer la labor de los equipos gubernativos y muy especialmente de los veterinarios actuantes en Espectáculos Taurinos de nuestra provincia, profesionales que intervienen antes, durante y después de la lidia y que son piezas imprescindibles por su capacitación y cualificación para el desarrollo de la Fiesta.”
 

Quizás también le interese:

Related Posts with Thumbnails